Recuerdos

POR Institución Educativa Adventista Pedro Kalbermatter 07/05/2018

Con Dios aprendí a tener paciencia

Con el texto Bíblico de Génesis 12:1-3 dejé mi casa en Camaná - Arequipa para trabajar a mis 21 años en el Colegio Adventista José Pardo – Cusco; luego tuve la gran oportunidad de trabajar en el Colegio Pedro Kalbermatter – Abancay. Durante todo este tiempo aprendí que todas las mañanas tengo que buscar a Dios fielmente ya que predicamos con nuestro ejemplo. Recuerdo cuando por primera vez vi a los alumnos de la promoción 2017, recién en primer grado, todo lo que compartimos juntos. Liliana que cada momento siempre renegaba; Guelia y Nayaret con el deseo de cantar y la locura de los Coreanos; Damaris tratando siempre de llevar problemas de otros, Josué un jovencito bien romántico y detallista pero aun no era su momento; Johana una alumna que siempre decía que era fea; Shiomara una alumna que nunca sonreía por todos los problemas que afrontaba; Jacky que siempre se deprimía; Italia la alumna dominante de un grupo de compañeros; Joseph que siempre le gustaba hablar de Lucifer; Anderson y Abdiel que siempre les gustaba hacer sus bromas; Jesser y sus grandes ocurrencias; Renzo siempre callado; Brayan y Aldamir los deportistas pero con algunos problemas de amistades; y otros estudiantes.

Este era un salón de grandes retos, gracias a ellos recuerdo que tuve que leer más la Biblia, estudié dos veces conducción del niño, espejo de un adolecente e incluso comencé a estudiar Psicología para poder entenderlos, tuve la gran oportunidad de ser su tutor en el 2015 y 2017, Además cuando fui su tutor el 2015 les dije que ganarías en los concursos del año escolar pero ellos respondieron en coro “Nunca ganamos nada, teacher por las puras se hace ilusiones” a partir de ese momento era mi meta cambiarlos de pensamiento, lleve unos cursos de Psicología, pude romper esos conceptos que ellos tenían y gracias a Dios ganamos todos los concursos de ese año. Pude lograr crear sonrisas en varios alumnos; sin embargo otros problemas estaban próximos, para el 2016 pedí en bastante oración para que Dios mandara a alguien que pudiera ayudar a mis alumnos varones y Dios contesto mis oraciones cuando llegó al colegio el profesor Alexander Guzmán, él pudo ayudar a varios de mis alumnos; ya el 2017 volví a ser el tutor de ellos, aunque aún habían problemas ya eran menores a años anteriores, pero me daba gusto por aquellos alumnos varones que cambiaron, ese año quería lograr que mis alumnos por sí solo dijeran: “teacher vamos a orar”; pero cuando pensé que no llegaría a cumplirlo estuve triste solo me quedaba pedir ayuda a Dios, y después del viaje de promoción las cosas cambiaron, ya que los estudiantes pudieron observar que Dios tiene el control de todo; en el último desayuno de la promoción que tuvimos me sorprendieron cuando en coro dijeron : “Teacher ore, y agradezca a Dios por todas las bendiciones que nos ha dado” al escucharlos me llené de tanta alegría que dije dentro de mí, ¡gracias Dios mío!. Cuando se graduaron solo les pude decir que Dios nunca los abandonaría.

Queridos amigos(as) tengan siempre presente el texto Deuteronomio 31:6 y cultivemos aquellos que Apocalipsis 14:12 nos menciona PACIENCIA, Dios siempre los bendiga.

Ronny Montalico Curo

Profesor de Inglés


Sea el primero en comentar

Comentar:

Por favor, el asunto del comentario debe ser relevante al tema del artículo. No use este espacio para hacer propaganda. Su comentario será enviado a un administrador del sitio para moderación.