“Basta de buscar tantos pokemones… ¡Empiece

POR Institución Kalbermatter 30/08/2016

Es sorprendente el impacto de la moda en la actualidad. Llega, impacta y despierta sensaciones poco entendibles. Lo más sorprendente es que hasta las

Es sorprendente el impacto de la moda en la actualidad. Llega, impacta y despierta sensaciones poco entendibles. Lo más sorprendente es que hasta las personas adultas son conmovidas por esas extrañas reacciones a lo subliminal y escandalosa motivación.

Desde que apareció el juego de la búsqueda del pokemón, miles y millones se han adherido a su búsqueda causando lesiones físicas (cortes, tropezones y caídas) por su concentración hasta hipnotismo. El jugador es hipnotizado, pierde el control de la vida dejando de lado su rutina diaria y hasta de comer. El juego lo puede llevar a lugares peligrosos, desprotegidos y hasta perder el sentido del tiempo. Este juego tiene el propósito de desestabilizar la cordura y perder el control de la vida misma. Convierte a la persona en un títere, sin corazón ni pensamientos, totalmente alejado de su propósito por el cual vino al mundo.

Hace poco vi un slogan de un niño adventista piurano que me gustó mucho, que a la letra decía: “Basta de buscar tantos pokemones, basta ya de perder tiempo en las simplicidades de la vida. ¡Empiecen a buscar a Dios!”.

Me quedé pensando y a la vez meditando en las palabras de esta frágil e inocente mente; la cual me llevó a reflexionar en la cruda realidad de la humanidad actual. Tan superficial y materialista. Nuestras mentes están tan saturadas de frivolidades que cualquier tontería nos llama la atención. La cultura y religión son aspectos secundarios en las personas. No hay parámetros ni límites de control para lo excitante. El enemigo está ganando mucho terreno por medio de la presión constante de excentricidades llamativas y provocativas.

Los medios de comunicación se han convertido en venenos mortales para nuestros hijos, quienes se ven acosados a cada instante y en todo lugar.

Cuánta necesidad tenemos de poner un alto y hacer una profunda limpieza de nuestro corazón. Donde la espiritualidad equilibre la razón y los sentimientos. Necesitamos una renovación un reavivamiento espiritual.

Asimismo, se necesita una agresiva defensa de nuestra fe, buscar formas de recuperar el terreno perdido por medio de estrategias que sean motivación permanente en la niñez y adolescencia, quienes más desamparados están.

Porque no crear programas televisivos y juegos llamativos para nuestros niños y adolescentes. Hay canales evangélicos que si lo hacen y lo transmiten por cable. Estos ayudarían bastante a contrarrestar las temibles tentaciones de Satanás por medio de los juegos aparentemente inofensivos.

Nuestra Iglesia es mundial y tiene una vasta gama de talentos y dones que bien podrían aprovecharse con una buena planificación y disposición.

El tiempo se agota, no necesitamos perder el tiempo en el gozo momentáneo ni en las simplicidades de esta vida, es tiempo de BUSCAR A DIOS DE TODO CORAZON.

Mg. César Malque Pérez

Director


Sea el primero en comentar

Comentar:

Por favor, el asunto del comentario debe ser relevante al tema del artículo. No use este espacio para hacer propaganda. Su comentario será enviado a un administrador del sitio para moderación.